Móvil    Nacionales    Internacionales   Regionales   Económicas   Deportivas    Culturales     Educación     Ciencia     Videos      PSUV   

   República Bolivariana de Venezuela
   17/10/2017 - 2:26 PM

   Dominios: .com | .net | .info
   
Publica en Abrebrecha.com | Regístrate

Buscador Abrebrecha
 

Artículos de Opinión / Lee las noticias en Abrebrecha Móvil (www.m.abrebrecha.com)
Argentina: Los desafíos de la unidad sindical

SECCIÓN / Artículos de Opinión





Blog de Silvio Rodríguez
segundacita.blogspot.com






Imprimir


Envía un email



 Con la multitudinaria movilización del viernes 29 de abril en Buenos Aires y otras ciudades, las centrales sindicales argentinas dieron muestras de unión en la convocatoria; fue un paso positivo en esa dirección pero todavía hay desafíos para lograr la unidad.

Al caminar entre la multitud para darle cobertura a la marcha, Prensa Latina notó al intercambiar con varios de los participantes que a la gente les entusiasmó la presencia unida de todo el movimiento gremial.

Incluso, cayó muy bien el anuncio que hizo Antonio Caló, líder de unos de los tres segmentos de la Confederación General del Trabajo (CGT), quien anunció frente a la enorme concentración que se reunirán el 22 de agosto para reunificar a esa importante federación sindical.

"Es lo que hace falta en estos momentos", manifestó uno de los gremialistas que estuvieron al frente del bloque de la Unión de Obreros Metalúrgicos.

La movilización la convocaron los tres segmentos de la Confederación General del Trabajo, CGT Azopardo, CGT Alsina y CGT Azul y Blanca, y las dos alas de la Central de Trabajadores de Argentina, CTA de los Trabajadores y CTA Autónoma.

Para el experimentado analista político Luis Bruschtein, Macri con las políticas aplicadas está logrando lo que no alcanzó hacer el gobierno del proyecto popular de Cristina Fernández, avivar la unión entre los sindicatos y activar el peronismo.

"El gobierno de Macri moviliza a los peronistas más que los propios gobiernos peronistas. Gente por todos lados en el acto de las centrales obreras en Paseo Colón, un acto diferente al de los derechos humanos del 24 de marzo, como fue también diferente el de Comodoro Py el 13 de abril. Mucha gente movilizada en cuatro meses", escribió Bruschtein para Página 12.

El comentarista hizo referencia a la multitudinaria marcha por la Memoria, Verdad y Justicia para conmemorar un aniversario más del golpe militar del 24 de marzo de 1976 y la gigantesca concentración frente a los tribunales de Comodoro Py que acompañó a la expresidenta Cristina Fernández cuando acudió a prestar indagatoria.

Ahora tuvo lugar esta inmensa convocatoria sindical, tres masivas demostraciones públicas en un mes y cinco días. Están también las anteriores manifestaciones y paros que convocó la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el más golpeado de todos los sindicatos por la ola de despidos al igual que el de la construcción.

No obstante, todavía hay retos que encara el sindicalismo en busca de la unificación, en particular de sus divididas centrales gremiales. El secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, lo resumió al admitir un día después de la marcha que "todavía falta caminar mucho" para llegar a la unidad sindical.

En su opinión, la marcha del viernes 29 fue exitosa y contundente, allí se dirigieron a la masiva concentración los dirigentes de cuatro de las cinco centrales sindicales, pero "todavía no se puede hablar de una unidad".

Así se expresó Micheli al abordar en Radio 10 este importante asunto en momentos en que el movimiento obrero requiere de una unión necesaria ante las políticas de ajuste económico del gobierno de la alianza Cambiemos que preside Mauricio Macri.

Dijo que fue muy importante "que nos hayamos puesto de acuerdo para mejorar la calidad de vida de los trabajadores con consignas en común".

Sin embargo, a la hora de hablar de una posible unificación de las cinco centrales sindicales, Micheli fue concluyente: "Las diferencias todavía existen. Esto ayuda para acercarnos, cura heridas, ayuda a la organización. Pero falta para hablar de unidad permanente".

Incluso, las cinco centrales acordaron y emitieron una declaración conjunta, "Unidad para la Justicia Social", que leyó al inicio del acto el titular del gremio de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid.

Desde la tribuna montada frente al Monumento "Canto al Trabajo" hablaron cuatro de los secretarios generales, Hugo Yaski (CTA de los Trabajadores), Micheli (CTA Autónoma), Antonio Caló (CGT Alsina) y Hugo Moyano (CGT Azopardo).

Pero Luis Barrionuevo, el jefe de la CGT Azul y Blanca, decidió a última hora no acudir y opta por almorzar con el mandatario Macri el domingo Primero de Mayo, Día del Trabajador.

Dentro del sindicalismo Barrionuevo, cabeza de gastronómicos y hoteleros, no es visto con buenos ojos por sus estrechos vínculos con el oficialismo, al igual que Moyano, quien incluso apoyó a Macri durante la campaña electoral, pero este último viene tomando distancia ahora del Presidente.

Y así lo demostró, al menos en su discurso, al cerrar el acto del viernes 29, aunque dijo que no es un opositor a Macri, sino a las políticas de su Gobierno.

Sobre la ausencia de Barrionuevo, Micheli consideró que se equivocó. "Buscó cualquier excusa para hacerlo, pero la realidad es que no podemos reservar el derecho de admisión a los partidos políticos. Ellos nos acompañaron pero no tuvieron un lugar privilegiado", manifestó el titular de la CTA Autónoma.

El sindicalismo tendrá otra prueba para su unidad próximamente si avanza en la Cámara de Diputados el proyecto de ley de la oposición para que se declare la emergencia ocupacional, prohibir los despidos e imponer la doble indemnización para los echados.

Mauricio Macri quedará a tiro de su primer veto presidencial a juzgar por lo que dice sobre la legislación antidespido.

Y también el futuro de la unidad en la acción que escenificaron el viernes 29 las cinco centrales sindicales estará inevitablemente atado al desenlace de este asunto en particular. Algunos líderes gremiales han amenazado con una huelga general si el mandatario veta la ley, pero ha quedado ahí, en una advertencia.

Hugo Moyano, líder de la CGT Azopardo, y Antonio Caló, de la CGT Alsina, identificados con el sindicalismo clásico y peronistas, según describe el diario La Nación, evitaron plantear la amenaza de un paro general, todo lo contrario a lo manifestado por sus colegas de la CTA, Micheli y Hugo Yaski, cuyas raíces están más cerca de la izquierda.

Según declaraciones de Moyano y Caló si el Ejecutivo no da una respuesta satisfactoria, endurecerán el reclamo y trasladarán la próxima protesta a Plaza de Mayo pero por ahora no hablan de un paro.

Micheli y Yaski, por el otro lado, están bajo presión, ya que la Asociación de Trabajadores del Estado, el gremio de los trabajadores de la administración pública, el más perjudicado por las decenas de miles de despidos, es puntal en ambas alas de la CTA y sus reclamos son muy fuertes.

Moyano, Caló y Barrionuevo se ven inclinados por ahora a mantener la frágil tregua que consensuaron con Macri aun pese a la demostración de fuerza del sindicalismo en la marcha del viernes 29.

"Tal vez esos gremialistas y el Presidente limen sus diferencias en el corto plazo, con un encuentro cara a cara. Sería inminente", opinó La Nación, un periódico progubernamental.

Eso podría suceder si el equipo Ejecutivo opta por la estrategia de convocar a una prometida Mesa de Diálogo para distender la atmosfera con nuevas promesas y medidas paliativas, y con ello estaría conjurando la unificación del todavía dividido sindicalismo argentino. El tiempo dirá la última palabra.

*Corresponsal de Prensa Latina en Argentina.

arb/mh
Por Martin Hacthoun *
 Prensa Latina







Visitas: 5958
Actualizado cada 6 horas

Fecha: 01/05/2016
24 portales con información de cada región




Abrebrecha.com, Portal Web de Noticias.
Nuestros dominios: www.abrebrecha.com | www.abrebrecha.net | www.abrebrecha.info
Correo Electrónico: prensaabr@gmail.com